Tienda Virtual │La forma actual de hacer negocios

Una tienda virtual puede ser el elemento que defina el éxito de tu negocio. La gente quiere comprar en Internet aprende aquí como satisfacer esa necesidad

Una tienda virtual es una forma de hacer negocios en la actualidad que muchos ponen en práctica. Se trata de un sitio web en el que, al igual que en un local comercial de tu ciudad, se ofrecen productos y se realizan transacciones económicas entre el vendedor y los compradores. La diferencia es que todo ocurre en un espacio digital, lo que proporciona un gran número de ventajas. Sigue leyendo para que conozcas como desarrollar un proyecto de este tipo.

En una tienda virtual los clientes encuentran las páginas de los productos. Estas incluyen imágenes, características, formas de uso; y, en ocasiones, incluso un vínculo al manual del usuario. Además, pueden ver los precios y la disponibilidad.

¿Qué ventajas te representará incursionar en este tipo de e-commerce? Por un lado, la inversión para comenzar es mucho más baja que la de una tienda física. La razón es que no necesitas disponer de un local acondicionado para exhibir la mercancía y atender a los clientes. Tampoco te hace falta contar con un almacén y ni siquiera con un personal que atienda a los visitantes. Así, dependiendo de la magnitud de tu negocio, quizás puedas manejarlo todo tu solo.

Por otro lado, podrás ocuparte de la gestión de tu tienda electrónica desde tu hogar. Y, probablemente, lo más interesante es que conseguirás tenerla abierta las 24 horas del día, todo el año. El alcance es global: es decir, tus clientes no tienen que vivir en el vecindario. Y para ellos es mucho más cómodo hacer las compras sin tener que desplazarse. Finalmente, como la inversión será menor y el mercado a alcanzar mucho más amplio, tus ganancias serán mayores que las de un local comercial físico.

Elementos de una tienda virtual

Todo establecimiento virtual capaz de atraer a los usuarios y vender, debe contar con las siguientes características:

  • Local. Esto significa que se requiere un sitio web con una plataforma de comercialización capaz de adaptarse a tus necesidades y a la de los consumidores. Así, para empezar, hay que obtener un dominio en Internet.
  • Diseño. Esto es el equivalente a montar la exhibición y ocuparse de la decoración de una tienda física. La imagen de tu negocio virtual debe ser representativa de la mercancía que ofreces. Además, tendrá que ser responsivo, cargar rápido, ofrecer una navegación intuitiva e incluir acceso a las redes sociales.
  • Ayuda. Al futuro cliente es posible que le surjan dudas o preguntas. Por tanto, es necesario incluir una sección de asistencia al comprador.
  • Carrito de compras. Se trata de un programa que permite almacenar la información de los productos elegidos. También calcula el monto de la compra y permite hacer cambios antes de finalizar el proceso. Las personas se sienten atraídas por la similitud de este sistema con el de las compras tradicionales.
  • Formas de pago. Estos son sistemas seguros, que garantizan el procedimiento de la compra. Asimismo, protegen la confidencialidad de la información suministrada por los clientes.
  • Certificado de seguridad SLL. Esta es la manera de informar a tus clientes que tu sitio web es confiable. Gracias a este mecanismo los datos se transmiten encriptados y con integridad.

Tienda virtual – E-commerce - GrupoDigital360

¿Cómo crear un negocio online?

Una vez que has hecho un estudio de mercado y definido los productos a comercializar, sabes cual es tu comprador objetivo y estableciste el modelo de negocios, ha llegado el momento de desarrollar tu tienda en el ciberespacio:

  • Elección del dominio. Asegúrate de seleccionar un nombre que sea atractivo y sencillo de recordar.
  • Selección del hosting. Esta es una de las pocas etapas en la que tendrás que colocar capital. Cerciórate de que la empresa que escojas ofrezca una buena infraestructura y una velocidad web adecuada. Asimismo, debe ser segura para ti y para los compradores.
  • Definición del modelo de ventas. Existen básicamente dos formas de distribuir los productos, el dropshipping o que tu te encargues de la entrega a los clientes. Analiza cual te resulta más conveniente. Define si tus entregas serán locales, nacionales e internacionales. Asimismo, informa en cuanto tiempo el comprador recibirá la mercancía.
  • Hojas de productos. Al crearla piensa en lo que te gustaría hallar, si tú fueras el cliente. Es recomendable que tú mismo tomes las fotos que vas a mostrar.
  • Métodos de pago. Aparte de ser un sistema seguro, los internautas agradecen que haya flexibilidad. Así que, en la medida de lo posible ofrece distintas opciones como tarjetas de débito y crédito, depósitos bancarios, etc. Si te es posible incluye sistemas como PayPal, Bitcoins y otros.
  • Marketing. La promoción de tus productos a través de las redes sociales, blog corporativo, campañas publicitarias, etc., será vital para darte a conocer. De igual forma, debes asegúrate de hacer un SEO continuo, que garantice tu posicionamiento dentro de Google y otros buscadores.

Una sección de evaluación y opinión es muy importante; porque, los clientes electrónicos buscan los comentarios de los usuarios anteriores antes de tomar una decisión. También es deseable que puedan expresar allí sus quejas, preguntas frecuentes y valoración (en una escala 0-5).

Incursionar en el comercio electrónico no es complicado; sin embargo, mientras mejor asesorado estés, mayores serán tus probabilidades de éxito. Siempre es preferible contar con la asistencia de los expertos y en la Agencia Digital 360 tenemos una amplia experiencia en este campo. Contacta con nosotros y con gusto prepararemos un presupuesto ajustado a tus expectativas y necesidades.

Slogan - GrupoDigital360

Comments